0

Unicaja cae en Vistalegre ante el Madrid

Publicado por el .

Sergio Llull volvió a servir de revulsivo para acabar ganando el partido

Antes de comenzar con la crónica de lo que ha sido el partido, me gustaría hacer notar la lamentable retransmisión que se ha hecho desde Canal Sur. Desde criticar que el público protestaba mucho (como si en el Carpena no se protestara por todo), hasta aludir a la suerte en los tiros de los pivots madridistas, o decir que Felipe Reyes es el jugador que más protesta de la ACB. En fin, es lógico que sean seguidores de Unicaja, pero creo que el límite lo han cruzado por mucho, y me ha hecho bastante gracia como se iban apagando los comentarios a medida que las diferencias llegaban a los 18 puntos al final del partido.

En cuanto al partido en sí, ha sido el fiel reflejo de lo que están haciendo los dos equipos este año en muchos de los partidos. El Real Madrid que siempre tiene fases del partido con pájaras que en alguna ocasión le han dado bastantes sustos, y el Unicaja que trata de encontrar su juego tras un comienzo desastroso, pero que depende quizás en exceso ahora de Juan Dixon, que no cuajó un partido como los que había hecho hasta ahora con los cajistas.

Los dos primeros cuartos sirvieron para que el Madrid fuera siempre por encima en el marcador, con ventajas que oscilaban los doce puntos como máximo. En ese momento, Jaric, Prigioni y Velickovic sostenían dichas diferencias con puntos, rebotes y robos de balón. En el bando del conjunto de Aíto García Reneses, Dixon a rachas metía a su equipo en el partido con la ayuda de una buena labor interior de Archibald y Freeland. Las perdidas de balón eran cuantiosas en ambos conjuntos y eso hizo que el partido no se rompiera para ninguno de los dos lados, hasta que llegó el tercer cuarto, donde Unicaja apretó la salida de balón en tablero madridista, y eso ocasionó perdidas y contraataques que llegaron a poner a los cajistas uno arriba a falta de los últimos diez minutos.

Y entonces se apagó las luces, o se las apagaron, porque estuvo como cuatro minutos sin anotar ni un punto, lo que supuso un parcial de doce a cero, con ocho puntos seguidos de Sergio Llull y una buena aportación de Kaukenas. Anotando 34 puntos en el último cuarto, el Madrid acabó llevándose la victoria por un definitivo 84 a 67, que los sigue dejando terceros a expensas de lo que haga Caja Laboral esta tarde.

Te puede interesar

0 comentarios

Escribe un comentario