0

Unicaja cae en Sevilla y vuelve a las andadas

Publicado por el .

Unicaja perdió, lo cual ya no es noticia porque cada dos o tres partidos, lo lógico esta temporada es que, el menos, pierda uno. Lo que volvió a ser noticia es la manera de perder. Ganando por siete puntos a falta de un minuto, el Cajasol de Sevilla fue capaz de ganarles el partido a los de Chus Mateo, que pasado ya el efecto gaseosa del nuevo entrenador, parece que no es capaz de remendar los viejos errores que se achacaban a la planificación de Aíto García Reneses.

El partido se desarrolló por derroteros esperados, con Freeland haciendo el trabajo de los compañeros y el suyo propio, anotando y reboteando. El día que no sea capaz de rendir a ese nivel, los cajistas no van a ganar ni a los veteranos de mi barrio. Merced a la aportación del pivot inglés, y al mal juego de los de Joan Plaza, el primer cuarto se zanjó con once puntos de ventaja para un Unicaja que se las prometía muy felices. El segundo cuarto sirvió para que los locales despertaran, curiosamente con Freeland tomando aire en el banquillo. Un parcial de 12 a 3 niveló el marcador, y tan solo la vuelta a cancha del único jugador fiable del equipo de Los Guindos, pudo hacer que Unicaja se fuera al menos con cuatro de ventaja al descanso.

En la reanudación, el tiro exterior de Cajasol empezó a funcionar a toda máquina. Calloway, ya recuperado de su lesión, castigaba a un McIntyre que volvió a cuajar un partido desastroso, que ya no se puede achacar a la lesión por parte de los acérrimos comentaristas de Canal Sur. No obstante, un par de triples de Rob Blackney permitían seguir por delante a los visitantes a falta de los últimos diez minutos. Ahí, dos noticias malas para los malacitanos: una que se perdió el choque cuando estaba ganado, y la otra la lesión de Freeland. Aún así, ya con el inglés fuera del partido, la ventaja a falta de algo menos de un minuto para acabar el partido, era de siete puntos.

Pero se dieron una serie de circunstancias, que sumadas al buen hacer de los locales y a la caraja de los visitantes, que permitieron coger un rebote a Urtasun tras fallo en el adicional de Paul Davis. Después de eso, Bullock, el propio Urtasun y Calloway, anotaron tras sendos fallos de Berni y McIntyre. Al final, el 82 a 77 dejó a los locales con buen sabor de boca por haber remontado cuando parecía imposible, y a los visitantes con la cara que se le queda a uno en estos casos, y encima viéndose superado en la tabla por el equipo de Plaza.

Te puede interesar

Escribe un comentario