0

Un plato muy malagueño: champiñones encebollados en salsa de ostras

Publicado por el .

Se trata de un plato clásico, de esos de toda la vida, rescatado de la cocina familiar y la tradición de Alhaurin de la Torre. No obstante esta “versión” no está exenta de un toque exótico. Una apuesta para un excelente segundo plato que bien podría ser el complemento ideal de un puchero de garbanzos, con sus fideos, la ramita de hierbabuena y la “pringá”. No parece que haya que ser muy insistente a la hora de recordar que este primer plato no ha de ser muy abundante, sino más bien escaso, para dejar “hueco” al que viene a continuación. Preparemos el Wok, busquemos un buen vino blanco andaluz, y al experimento.

Son necesarios tres champiñones grandes, los trozos más verdes de un puerro, la mitad de una cebolla, medio vasito de aceite de oliva, dos cucharadas grandes de salsa de ostras, un poco de vino blanco y dos cucharadas de ajonjolí. Una vez conseguidos los ingredientes se limpian los champiñones quitándoles el tronco. Se tuesta el ajonjolí durante un minuto en una sartén procurando que no se queme, y se reserva. En otra sartén se calienta la mitad del aceite y se ponen los champiñones a freír durante unos minutos por los dos lados hasta verlos bien dorados.

Se echa todo lo demás al aceite y se saltea la cebolla y el puerro cortadito en trozos, y procurando que no se queme. Otra vez volvemos a introducir los champiñones en la sartén y agregaremos el vino dejándolo evaporar durante un minuto. A continuación añadimos las dos cucharadas de salsa de ostras y removemos bien. Por ultimo añadimos el ajonjolí y dejamos cocer un poco hasta conseguir que espese a tu gusto.

Te puede interesar

Escribe un comentario