0

La sanidad pública se ralentiza en Málaga

Publicado por el .

SALUD

Todo confirma que las obras en materia de salud en la provincia de Málaga se ralentizan cada vez más. Muchas de las obras aún no han comenzado y otras avanzan a paso “tortuga”, pues es evidente la falta de recursos para acometerlas. La misma consejera de salud del gobierno de Andalucía afirma que todas las infraestructuras sanitarias que aún no se han iniciado se demorarán hasta que la situación presupuestaria cambie.

Concretamente en Málaga estaríamos hablando de cinco infraestructuras sanitarias que llevan prometidas años y que habrán de esperar probablemente unos años más. Algunas ya tienen los proyectos y los terrenos. Se trata del macrohospital, que estaría cerca de los Asperones, de el Chare en Estepona, del de Mijas, de el Care en Torremolinos y del centro de salud en Nerja. Dada la precariedad de los presupuestos el gobierno andaluz se ha de centrar ante todo en el mantenimiento de la actual calidad de las prestaciones sanitarias sin tener que recurrir, como en otros lugares, a recortes drásticos en los derechos de los ciudadanos.

Sin embargo, parece que el hospital de Marbella seguirá ampliándose, también el de Ronda y, del mismo modo el del Valle del Guadalhorce. Habría que observar con preocupación el hecho de cada vez se aproximan más en cifras el número de camas de la sanidad privada y la sanidad pública. Este hecho vendría a demostrar la tendencia apenas oculta en toda España en el sentido de derivar el derecho a la salud hacia un nicho de negocio cada vez más evidente.

Los sindicatos (los mismos a los que algunos quieren mezclar dentro del batiburrillo de corrupción que nos envuelve) llevan mucho tiempo denunciado que no se cubren bajas, ni vacaciones, ni jubilaciones ni fallecimientos. Esto, aunque es lógico por la falta de presupuesto, también es un indicador claro de deterioro de la sanidad pública.

Te puede interesar

Escribe un comentario