0

Gran Canaria le saca los colores a Unicaja

Publicado por el .

Como era de esperar, las escasas opciones de Unicaja para jugar la fase final de la Copa del Rey en Madrid, se disiparon a partir del segundo cuarto del choque que han disputado esta misma mañana ante el Gran Canaria. Y eso que hubo momentos en que parecía que podía haber alguna posibilidad, más por lo que estaba sucediendo en Madrid precisamente, que por la pobre imagen que estaba dando el conjunto dirigido todavía por Aíto García Reneses.

El primer cuarto fue lo único reseñable en el partido para las huestes del conjunto malagueño. Durante los primeros minutos del encuentro, la pelea bajo los aros estuvo más o menos equilibrada, y el desacierto en los tiros era parejo, pero un segundo cuarto nefasto, donde solo pudieron anotar cuatro puntos, empezó a cavar la tumba deportiva de un equipo que penó por la cancha hasta el último segundo. Con nulas ideas en la dirección, McIntyre sin poder jugar apenas, y Freire y Blakney perdiendo balones. Con Saul Blanco en el banquillo, y Tripkovic y Archibald dormidos, los únicos que anotaban y ponían algo de amor propio en los locales era el de siempre, Freeland, y uno que no ha contado nada para Aíto de un tiempo a esta parte, el griego Printezis.

En el bando visitante, los de Pedro Martínez demostraron ser un equipo con las cosas claras, que fue de menos a más. Anotando Carrol, Bramos y Beirán desde fuera, con el trabajo que siempre mete Xavi Rey bajo el aro, y con los triples en momentos clave de sus bases, primero Green y luego un Bellas , que fue el máximo anotador del encuentro con 12 puntos. La diferencia empezó a acrecentarse y llegó a ser de hasta 21 puntos antes de encarar el último cuarto. Por aquel entonces el Fuenlabrada perdía por 14 puntos ante el Real Madrid, lo cual hubiera metido a Unicaja en la Copa si hubiera hecho su parte.

No entraban los tiros, salvo los de Saúl Blanco que en los pocos minutos que estuvo en cancha demostró ser imprescindible ahora mismo en este equipo. Pero el mal estaba hecho, y el Gran Canaria solo re relajó en los últimos segundos. Cuando restaban tres segundos Aíto pidió un tiempo muerto bajo los pitos y gritos del respetable, que una vez más, se fue a su casa con la decepción de ver a un equipo que ya no está siquiera en predisposición de meterse en la lucha por el título.

Te puede interesar

Escribe un comentario