0

El Málaga solo puede empatar ante el Sevilla

Publicado por el .

Puede que algunos vean el vaso medio lleno, es decir, que un punto ante el conjunto hispalense entrenado por Goyo Manzano, que parece haber recuperado a los suyos para competir con los grandes incluso, es un botin apreciable, máxime teniendo en cuenta que se jugó en el Pizjuán. Pero el crédito que ha perdido en forma de partidos con derrota en La Rosaleda, obliga a los de Manuel Pellegrini a empezar a buscar victorias en cualquier campo de la geografía española si no quiere llegar a la última jornada como el año pasdo o peor.

El partido en sí fue malo de solemnidad, con dos equipos que tenían más miedo a perder que ansias por ganar. Mayor delito tuvieron los locales, que prescindieron de sus dos mejores arietes (Negredo y Kanoute) para dejar solo en punta a un venido a menos Luis Fabiano que no sabe más que gesticular y protestar como si se hubiera comido un extasis. Pero el medio campo formado por dos ex de la parroquia sevillana, Maresca y Baptista, tampoco pudo hacer más que algunas carreras voluntariosas del primero y poco más. La nota negativa del partido la puso Sergio Asenjo, que en el minuto seis, cuando se le enganchó la rodilla y acabó sustituido por Arnau, que de repente se convierte en titular por pantalones ante los inconvenientes de sus compañeros de meta.

Tan solo reseñar cuatro ocasiones dignas de haber roto el empate a cero con que acabó el choque. La primera para los locales en los pies de Luis Fabiano, que no pudo con el mencionado Arnau, la segunda en una ocasión de Baptista que acabó sacando Fernando Navarro cuando Palop ya estaba batido. La tercera de nuevo para el Sevilla, donde su central Alexis perdió la mejor ocasión del partido, y la última cuando el partido estaba en el descuento, para Weligton, que de no ser por la parada de Palop hubiera supuesto una importante victoria para la moral del Málaga, y para una ciudad que no soporta la altivez sevillana.

Te puede interesar

Escribe un comentario