0

El Málaga saca un punto del Sánchez Pizjuán

Publicado por el .

El Málaga sacó un punto de su visita a Sevilla

Y pudieron ser los tres si en la segunda parte el Sevilla no hubiera tenido un delantero centro de nombre Luis Fabiano, el actual nueve de Brasil, que sacó petroleo a un saque de esquina y a una jugada de Kanouté que si bien llevaban peligro, el porcentaje mayoritario de la conversión se debió a la calidad y sobre todo a la intención de O Fabuloso como es conocido en el mundo del balompié.

Hasta el primer gol, el equipo de Muñíz había ejecutado a la perfección las ordenes que a buen seguro su técnico les había dado durante toda la semana, pero quizás hizo falta el cambio de Forestieri antes de que Luis Fabiano hiciera el segundo, cuando justo antes el Málaga había tenido una ocasión clara de haber subido el tercero al marcador del Sánchez Pizjuán, donde Javi Varas sacó en espectacular palomita un chut potente de Apoño, que ayer fue de los mejores de su equipo.

La primera parte fue para el Málaga, que salio como he dicho con las ideas muy claras, sabiendo que todo el mundo esperaba que se llevara un saco de goles de vuelta a la Rosaleda, y eso pareció dar alas a los pupilos de Muñíz, que metió cinco hombres en medio campo para tener superioridad, dejando en punta a un Obinna que estuvo guerreando hasta el momento de su cambio. El Sevilla, tras su derrota en Champions ante los rumanos del Urinea, parecía tener claro que los tres puntos no volarían de su feudo, pero tanto lo creyó que no le parecía preocupar el hecho de no materializar las pocas ocasiones que fue generando. Hasta que en el minuto 22 Fernando agarró un rechace del portero sevillista y metió el primero del Málaga. El Sevilla entonces pareció despertar de su letargo e intentó empatar, pero al filo del descanso, de nuevo Fernando intentó probar suerte y el tiro le salió un pase que Duda, con una calidad increíble, transformó en el cero a dos con que se llegaba al descanso.

En la segunda parte fue una cuestión de acoso y derribo, el Sevilla jugó hasta con tres puntas, al salir Kanouté al campo, pero en parte el empate se debió más al acierto en lo personal de Luis Fabiano y al hecho de que el Málaga reculara hacia atrás guardando la ropa antes que seguir nadando. Ahí tuvo el partido desde mi punto de vista. No obstante tuvo sus ocasiones y con un poco de fortuna los tres puntos hubieran volado de Sevilla, pese a los lloros y excusas de Jiménez que empieza a recordarme a Antic,  rumbo a Málaga, donde buena falta empiezan a hacer.

Te puede interesar

Escribe un comentario