0

El diseño industrial como patrimonio y poética de lo cotidiano

Publicado por el .

teléfono y ordenador

Con este nombre tan largo y rimbombante se ha venido a llamar a la muestra que está expuesta en la Sala de exposiciones temporales del Museo del Patrimonio Municipal hasta el día 21 de junio. Allí, se puede ver desde las clásicas máquinas de coser Singer (seguro que en casa de vuestras abuelas vistéis alguna) hasta máquinas de escribir olivetti (¡yo guardo una!), pasando por grapadoras en cromo y plástico, una silla y una mesa firma Jorge Pensi, e incluso una motocicleta Ossa y otra Derbi.

Una de las estrellas de la exposición uno de los primeros ordenadores personales que se comercializó, el Dragon 200. Los horarios para visitar esta muestra son de martes a domingo, de diez de la mañana a tres de la tarde y de cinco de la tarde a nueve de la noche. La entrada es gratuita.

Te puede interesar

Escribe un comentario